fbpx
Categorías
Filtrar Por Categoria














Luego de analizar una tutela instaurada por una señora contra la empresa para la cual trabajaba, la Corte Constitucional revocó la providencia que declaró improcedente la acción y concedió el amparo de los derechos invocados. . Lo anterior al constatar que fue despedida sin justa causa, debido a su condición de debilidad manifiesta por el diagnóstico de VIH y tuberculosis, toda vez que estas patologías requerían en ese momento tratamiento permanente y controles médicos regulares. Además, esta circunstancia siempre fue del conocimiento de su empleador en cuanto conocía el diagnóstico y otorgaba los permisos para las citas médicas, pero optó por terminar el contrato a término fijo, sin contar con la previa autorización del Ministerio de Trabajo. La Corporación también afirmó que no se podía avalar el argumento de la empresa según el cual como solo estuvo 8 días hospitalizada no se configuraba la estabilidad reforzada. Así las cosas, la empresa vulneró los derechos a la igualdad, al trabajo y a la estabilidad laboral reforzada al despedir un trabajador vinculado por contrato a término fijo que padecía problemas de salud.

Descarga la providencia aquí T-121-2021

0
    0
    Tu Carrito
    Carrito Vacío
    ×